¿Cómo superar el miedo a dar una conferencia?

A todos nos da miedo dar una conferencia, sobre todo si somos primerizos en estas lides. Hay que hablar durante un periodo de tiempo delante de gente que no solemos conocer de nada, por lo que los nervios y el miedo son inevitables.

confe3-570x330

Por eso, hoy te vamos a dar una serie de consejos para que superes este miedo y des una buena conferencia.

Prepara un guion

Una de los peores miedos al dar una conferencia porno es el de quedarse en blanco. Es un miedo fundado, pues con los nervios es algo que puede ocurrir y que de hecho ocurre.

Para quitarte este miedo de encima lo mejor es tener un guion, al que puedes recurrir si te quedas en blanco u olvidas algo, una cosa que les pasa hasta a los mejores conferenciantes del mundo.

Este guion es mejor que esté redactado con ordenador y que tenga letras grandes, frases cortas y bien espaciadas. Eso ayuda a localizar enseguida lo que queremos decir, algo que no ocurre si escribimos frases largas y muy juntas.

Puedes recurrir a él cuando quieras. De hecho, hasta es una buena idea decirles a los oyentes que vas a ver el guion un momento. A nadie le va a extrañar y de hecho es algo que entienden, pues todas las personas que te están oyendo estarían igual de nerviosas que tú.

Además, si recurres al guion y lo dices con algo de gracia es posible que incluso te lleves un aplauso y arranques unas risas a las personas que te están escuchando, que empatizarán más contigo al darse cuenta de que están escuchando a una persona como ellos.

Prepara muy bien el inicio de la conferencia

El inicio de la conferencia es la parte más importante. En los cinco primeros minutos es cuando estás más nervioso y cuando los asistentes están más expectantes para comprobar qué es lo que tienes que decir.

Se puede decir que esos primeros minutos son cruciales, pues tú aún te estás ubicando y pese a ello tienes que captar la atención del público, ya que si no la captas es muy difícil que lo hagas después.

Con esto, te quiero decir que tienes que practicar en casa estos inicios y hacerlo muchas veces, para que los primeros cinco minutos zoofilia transcurran sin incidentes y consigas que los que te escuchan se sientan interesados por lo que les tienes que decir.

Llega a la sala antes de tiempo

Otra de las maneras de superar el miedo es llegar a la sala antes de tiempo, mucho antes que el público. Eso te permitirá controlar el espacio, algo importante para perder los nervios, pues estar en un sitio desconocido hace que tengamos más miedo.

Te puedes sentar en los asientos del público, para ver cómo se ve el escenario, comprobar la iluminación si la hay, pero sobre todo, tienes que pasearte por el escenario, medir los pasos y verlo para familiarizarte con él antes de comenzar.

Eso hace que tengas una sensación de estar porno en un sitio conocido, lo que hará que el miedo se disipe poco a poco, pues tu mente sabe que controla el espacio en el que está y que no habrá sorpresas.

Con que acudas media hora antes es suficiente, y esa media hora extra luego la agradecerás a la hora de dar la conferencia, pues notarás que estás más a gusto, además de evitarte algún susto a la hora de recorrer el escenario, pues no medirlo antes de comenzar te puede llevar a tropezarte o incluso a caerte.

 

Consejos para dar una conferencia

Por diversos motivos, en ocasiones nos toca dar una conferencia, lo que significa hablar delante de muchas personas durante un tiempo determinado, lo que nunca es fácil. Por eso, te vamos a dar una serie de consejos para que des una conferencia perfecta.

conferencias-salud-og

Usa lenguaje simple

Uno de los peores errores de una conferencia es usar un lenguaje enrevesado. En la conferencia hay personas de todo tipo, por lo que lo mejor es usar un lenguaje sencillo, un lenguaje que entienda todo el mundo y que llegue a los que nos están escuchados.

Puede parecer lo contrario, pero este consejo es aún más importante cuanto más técnica es la conferencia, ya que en estos casos es cuando más se agradece un lenguaje sencillo.

Usa ejemplos locales

A pesar de la globalización y de Internet a todos nos gusta que nos hablen de nuestra ciudad o de nuestro pueblo. Por eso,  uno de los consejos porno que se dan para los conferenciantes es que usen esto  a su favor.

De esta manera, una buena idea para captar la atención del público y para tenerlos contentos es usar ejemplos locales, que incluyan la ciudad en la que estás dando la conferencia, la cual deberías nombrar unas cuantas veces a lo largo de tu ponencia, pues eso logra que el público empatice contigo y estén más atentos a lo que dices.

Pon poco texto en las láminas

Las láminas, ahora se usan láminas digitales, tienen que tener poco texto. Cuando usas un programa como PowerPoint tienes que pensar que es un apoyo visual, y hay que remarcar lo de visual, ya que mucha gente confunde el uso de estas láminas.

Digo que confunde su uso porque ponen una enorme cantidad de texto en ellas, cuando ese no es su fin. El fin de estas láminas es la de dar apoyo visual, de tener imágenes con un poco de texto, es decir, una frase como mucho, aunque lo ideal es que no tengan más de dos o tres palabras.

Por eso, en tus porno mexicano presentaciones ni se te ocurra usar láminas con un párrafo o más de texto, pues sólo sirven para distraer a los asistentes, que tendrán que dejar de hacer caso a lo que dices para leer lo que hay en la pantalla.

La expresión corporal es importante

A la hora de dar una conferencia, la expresión corporal es importante, tanto como lo que estás diciendo. No hay que olvidar que estás ante muchas personas, las cuales no deben aburrirse ni distraerse.

Para ello, te tienes que ayudar de la expresión corporal, de las manos, de la postura del cuerpo, de la forma de moverte, etc. Esto lo manejaba muy bien Steve Jobs, al cual nunca veías detrás de un atril estático.

Al contrario, no paraba porno de moverse en toda la conferencia, lo que ayuda a que la gente fije más la atención. Además, este movimiento ayuda a dejar a un lado los nervios, normales en las conferencias.

Practica antes

Nadie nace sabiendo dar conferencias. Se puede ser mejor o peor comunicador, pero antes de dar una conferencia hay que practicar mucho. Por ejemplo, puedes hacerlo delante de un espejo, para ver los gestos.

Otra cosa que tienes que hacer es dar conferencia antes, tú solo, para medir el tiempo. Un error muy común es no medir el tiempo que vas a tardar, de manera que tu conferencia puede ser demasiado corta o demasiado larga, errores ambos que no te puedes permitir a la hora de dar tu conferencia.